Asis Rodriguez

Elementos de señalización para líneas de telecomunicación enterradas

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Artículo cedido para su publicación por el autor Agustín Herranz Cecilia, Ingeniero Técnico de Telecomunicación (http://agus.tinproject.es)

Los elementos de señalización para líneas de telecomunicación enterradas, son elementos que se utilizan para señalizar la ubicación de la línea, ya sea un tritubo con fibra óptica o un cable directamente enterrado. Principalmente son tres: hitos, cintas/mallas y balizas electrónicas.

Hito

I – Hitos:

Los hitos o mojones se encargan de indicar la presencia de líneas enterradas. Pueden indicar puntos singulares de la ruta (cambios de dirección de la ruta, puntos de difícil localización, etc.) o la existencia de elementos enterrados (empalmes, regeneradores, empalmes del tritubo, etc.)

Según la norma UNE 133100, al igual que las de Telefónica, los hitos serán de hormigón armado, tendrán unas dimensiones de 15×15 cm de sección por 90cm. de altura, más 5 cm. de cogolla que tendrá forma piramidal. Una vez instalados sobresaldrán del terreno 35 cm. Dependiendo de qué tipo de ruta señalicen la cogolla ira pintada de rojo, para rutas de fibra óptica, o de negro para el resto de los casos: cables de pares, coaxial, etc.

Se pueden ubicar de dos maneras, normalmente para puntos singulares se situarán a 30cm. del borde dela zanja más alejado de la carretera de forma perpendicular a esta. Otra forma es la colocación del hito en el borde de la carretera e inscribir en este la distancia en dm que hay perpendicularmente a la carretera hasta el punto singular o elemento, esta forma implica necesariamente la utilización de balizas electrónicas.

Llevarán las siguientes inscripciones en orden de arriba a abajo: la marca del operador, indicaciones del número de empalme/sección de regeneración, etc. (en su caso), y la distancia del hito al punto singular en dm (en su caso). Antiguamente cuando se construían in situ las inscripciones iban embutidas en el hormigón, pero actualmente al ser prefabricados directamente se pintan. Una casa que dispone de este tipo de hitos prefabricados es BUPRE.

II – Cintas y mallas de señalización

Las cintas y mallas de señalización sirven para advertir visualmente la existencia de elementos enterrados a posibles excavaciones que se realicen por parte de terceros sobre la línea subterránea que señalizan. Tienen colores vivos lo que permite que se vean fácilmente entre las tierras de excavación.

Para su construcción se basan en la norma EN 12613, serán resistentes a microorganismos (normalmente se utiliza polietileno o polipropileno) y no tendrán una decoloración excesiva. En España el color para telecomunicaciones es el verde (aunque no encuentro en que norma/acuerdo se especifica esto). En ambos casos se les puede dotar de inscripciones que indiquen el tipo de instalación, la compañía a la que pertenecen, o un número de teléfono de averías, etc.

Cinta de señalización fibra ópticaSe les puede añadir un hilo de acero inoxidable que permita la detección para el caso de señalización de rutas de fibra óptica u otros elementos dieléctricos. A dicho hilo de acero inoxidable se le debe dar continuidad a lo largo de la ruta, empalmándolo en las uniones, y continuando la cinta o malla hasta el interior de arquetas o cámaras de registro de forma que el hilo de acero tenga continuidad y quede accesible para poder utilizar un detector de cable.

Dependiendo del ancho de la zanja y del tamaño de los elementos que queramos señalizar podemos utilizar cintas o mallas.

Las cintas tienen un ancho de unos 10×15 cm y son una lámina totalmente continua, con ellas se suele señalizar tritubos enterrados.

Malla de señalización de una canalizaciónLas mallas se utilizan en zanjas más anchas, por ejemplo para cable enterrado con hilos guarda, tienen forma de malla o red y suelen tener un ancho de unos 20~40 cm.

Para que cumplan su función se deben instalar a una distancia mínima de los elementos a señalizar, normalmente 25 o 30 cm por encima, para evitar que se pueda dañar a la vez la cinta/malla que los elementos que señaliza.

III – Balizas electrónicas

Las balizas electrónicas EMS (Electronic Marker System) sirven para localizar elementos enterrados de difícil localización o que interese especialmente conocer su ubicación, por ejemplo, empalmes enterrados, cajas de regeneración, puntos de empalme de tritubo, etc.

Consisten en una envolvente de plástico que contiene unos elementos electrónicos pasivos que reaccionan ante una determinada frecuencia. Para su detección el localizador emite dicha frecuencia y a su vez se encarga de detectar la frecuencia rebotada por la baliza indicando la distancia a la misma. Las balizas van además codificadas por el código de colores de la APWA (American Public Works Association) que reserva el naranja para líneas telefónicas y el naranja/negro para CATV.

Baliza de señalizaciónPara su instalación se han de observar una serie de precauciones:

  • Si prevemos que la baliza se puede mover se puede atar al objeto que señaliza.
  • La baliza se colocará horizontalmente al terreno.
  • Si señaliza un elemento metálico la baliza se separará del él por lo menos 15 cm.
  • No se enterrarán a una profundidad mayor que la profundidad máxima de detección.
SERVICIO AL LECTOR para contactar con el proveedor.

Sobre este producto, me gustaría:



Esta información la solicito como:

Deseo recibir su semanario por email sobre electrónica profesional:

Confirme que es humano con este acertijo: 3+4=? 


PROTECCIÓN DE DATOS
Todos los datos personales utilizados para este envío han sido incluidos en un fichero, cuyo responsable del fichero es Nuevas Tecnologías Digitales hoy, S.L., con la finalidad de informarle de nuestros servicios, quedando sometidos a las garantías establecidas en la L.O.P.D. (Ley 15/1999) y Normativa de Desarrollo. Nuevas Tecnologías Digitales hoy, S.L. le informa de la posibilidad de ejercitar, conforme a dicha normativa, los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiendo un escrito a la siguiente dirección: calle Marqués de Urquijo, 30 - 28008 Madrid.