Inicio Cerraduras Cerraduras de interbloqueo

Cerraduras de interbloqueo

163
0
Compartir

Cerraduras de interbloqueo

Las intervenciones u operaciones en armarios no están exentas de peligro. El menor error o falta de atención puede resultar fatal. Por ello, y con el fin de garantizar la seguridad de los usuarios y del material de las instalaciones, la entidad francesa Ronis acaba de lanzar al mercado una gama completa de sistemas de interbloqueo.

Dividida en cuatro familias de productos, la gama ofrece un número elevado de cerraduras y bombines, que se adaptan a los componentes que requieran una manipulación de alto nivel de precisión o seguir un orden determinado.

Especialmente diseñados para proporcionar una seguridad máxima, los sistemas de interbloqueo pueden ser empleados para el bloqueo de cerraduras de las puertas de acceso (armarios, trampillas, puertas, verjas, vallados, cierres perimetrales, etc.), así como de los sistemas de bloqueo de disyuntores, inversores o transformadores.

Cada elemento de riesgo está protegido por una o varias cerraduras, que tan solo se abren con su propia llave. Una llave no puede liberarse para actuar sobre la cerradura siguiente si la anterior no ha sido correctamente accionada, convirtiendo así las cerraduras en independientes. Este dispositivo es más seguro, ya que las cerraduras son mecánicas y, por tanto, más fiables. Dado que cada operación está minuciosamente integrada en un procedimiento, el uso de las llaves impide cualquier transgresión del proceso, eliminando de este modo cualquier riesgo de error.

Totalmente fabricados en metal, los sistemas de interbloqueo han sido elaborados con materiales de gran calidad y solidez, con el objeto de garantizar la máxima fiabilidad.

Construida en torno a una sólida caja de acero inoxidable capaz de soportar condiciones difíciles, cada cerradura de interbloqueo está equipada con un cilindro de seguridad de latón, con pistones, que posibilita multitud de combinaciones. Una llave de latón, garantía de una seguridad óptima, completa el sistema.

Otras de las últimas novedades que RONIS ha presentado recientemente son, un tipo de llave reversible muy difícil de copiar que ofrece unas 80.000 combinaciones seguras, y una central con llave. En efecto, el cuadro ELC permite maniobrar y liberar una o varias llaves mediante su introducción secuencial, y obliga de este modo a manipularlas en un orden preciso. Equipada con siete cilindros como mínimo, la nueva central ELC, más compacta, puede ser instalada y transportada en un espacio reducido. El cuadro ELC se encuentra disponible en tres versiones (7 a 12 cilindros, 13 a 18 cilindros, 19 a 24 cilindros).

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor