Inicio Categoría 6A Módulo categoría 6A

Módulo categoría 6A

298
0

Módulo categoría 6A

Lo primero que llama la atención al sostener el módulo de Reichle & De-Massari categoría 6A es su diseño sorprendentemente compacto, sus pequeños pero robustos contactos por desplazamiento de aislamiento y las cuchillas de conexión.

Estos elementos son esenciales para obtener las cualidades que caracterizan al módulo, una gran estabilidad en las prestaciones y una impedancia uniforme. Los contactos por desplazamiento de aislamiento, también conocidos como contactos IDC, garantizan la fiabilidad y duración de los contactos de los cables. Las cuchillas de conexión cortan la cubierta de los cables con precisión, realizando un contacto perfecto con los cables.

R&M ha invertido más de dos años de trabajo en el desarrollo de estos diminutos componentes. Dos de los retos más importantes fueron miniaturizar el módulo y abarcar la más amplia gama de cables de conexión posible.

Otro de los objetivos era diseñar un módulo apto para cualquier uso, capaz de conectar los hilos trenzados con la misma fiabilidad que si se tratase de un cable sólido. Para ello, los contactos IDC tenían que ser extraordinariamente flexibles. Los hilos de calibre AWG26/7 tienen una sección de 7 por 0,16 mm, mientras que un cable sólido de calibre AWG22 tiene un diámetro de 0,65 mm.

Entre los requisitos también se especificaba que el módulo tenía que ser capaz de recablearse veinte veces y volver dos pasos atrás en la instalación. En otras palabras, debía ser posible conectar un cable más fino incluso después de haber utilizado un cable de mayor grosor, lo que exigía que los IDC fuesen excepcionalmente estables.

La solución apareció cuando R&M empezó a aplicar sistemáticamente el método de los triángulos de tracción. Esta solución se basa en la biónica, una ciencia que investiga la aplicación técnica de las estructuras biológicas de plantas y animales. Mediante la correcta aplicación de estructuras naturales es posible diseñar productos resistentes a la torsión, de larga duración y gran estabilidad.

Al mismo tiempo, aparecieron en el mercado nuevos materiales de altas prestaciones con mejores propiedades elásticas. La combinación de una forma optimizada con el uso de estos materiales permitió que se alcanzaran los requisitos deseados. Una cuchilla dura y resistente

Para su diseño entraron en juego diversos factores, como la relación entre el ángulo de corte, el ángulo de cuña y la distancia de corte, así como los diferentes estados de agregación de los materiales.

También se aplicó el método de los triángulos de tracción al diseño de la cuchilla. Esto permitió calcular las fuerzas de corte mínimas. La adición de una ranura completa supuso el toque final al diseño de la cuchilla, un detalle apenas visible pero muy efectivo.

El filo de la cuchilla se fabrica mediante un proceso de prensado y punzonado. Como resultado, la cuchilla adquiere mayor resistencia y su superficie mayor dureza.

El material de base es acero inoxidable con una resistencia a la tracción solo equivalente a la requerida en las piezas del motor de los automóviles de competición o en algunos productos industriales, que deben soportar niveles extremos de esfuerzos y tensiones.