Inicio Switches Switches con tecnología de eficiencia energética

Switches con tecnología de eficiencia energética

267
0

Switches con tecnología de eficiencia energética

TP-LINK, fabricante de productos de Networking para consumo y empresas, anuncia Easy Smart Switches, una nueva serie de equipos pensados para las necesidades de red de la pequeña y mediana empresa, que necesita soluciones eficientes y fáciles de gestionar.

La serie está compuesta por los modelos TL SG1016DE (con 16 puertos RJ45 10/100/1000Mbps), TL-SG1024DE (24 puertos RJ45 10/100/1000Mbps) y TL-SF1024DE (24 puertos RJ45 10/100Mbps).

Todos incorporan prestaciones de Port Mirroring, Loop Prevention y Cable Diagnostics, que permiten a los administradores monitorizar de forma efectiva el tráfico de la red, pudiendo identificar e incluso localizar problemas de conexión en la infraestructura. Además, priorizan el tráfico en función del Puerto o del estándar 802.1P, con el objetivo de garantizar que la imagen y el sonido llegan sin problemas ni retardos.

Asimismo, los tres modelos de la serie ofrecen funciones de Link Aggregation e IGMP Snooping, que optimizan las aplicaciones multicast, y prestaciones de VLAN que mejoran la seguridad de la red a través de la segmentación del tráfico.

Incorporan la última tecnología de eficiencia energética que reduce en hasta un 40% el consumo de energía. Esto significa que, frente a soluciones tradicionales, en las que el equipamiento de red apagado sigue consumiendo energía, los Easy Smart Switches detectan automáticamente el estado de cada puerto reduciendo el consumo de aquellos que no están operativos. Además, a diferencia de la mayoría de los dispositivos, que utilizan la misma cantidad de energía independientemente de si la longitud del cable es de 10 o 50 metros, analizan la longitud del cable Ethernet conectado y, en base a ello, ajustan el uso de energía.

Equipados con Auto MDI/MDI-X en todos los puertos, eliminan la necesidad de cables cruzados o puertos uplink. Además, gracias a la funcionalidad de auto-negociación en cada puerto detectan la velocidad de enlace de un dispositivo de red (10, 100, o 1000 Mbps) y ajusta de forma inteligente la compatibilidad y el rendimiento óptimo.