Inicio Atlona Matrices para switch de vídeo UHD

Matrices para switch de vídeo UHD

288
0

Atlona ha presentado sus nuevas matrices de switching para vídeo que convierten la señal HDMI en HDBaseT, manteniendo resoluciones 4K/UHD.

Nos encontramos con dos modelos de estas matrices para switch de vídeo UHD: el AT-UHD-PRO3-88M de ocho puertos HDMI a otros ocho puertos HDBaseT, y el AT-UHD-PRO3-66M, que reduce el número de puertos a seis.

La distancia a la que pueden enviar la señal es la larga (70 metros), o bien la extendida (100 metros), siempre que la transmisión se realice mediante un cable categorizado con extensión bidireccional de control RS-232 y de infrarrojos.

Dos salidas HDMI desempeñan el rol de salidas espejo diseñadas para el enrutamiento de audio basado en HDMI hacia un AVR o salidas de matriz adicionales. Estas matrices para switch de vídeo UHD cumplen con el estándar HDCP 2.2 y ofrecen soporte para comunicaciones EDID.

Las series UHD PRO-3 son “control system friendly”, según indica el fabricante, y se integran con cualquier red TCP/IP, RS-232, o con señales de control basadas en infrarrojos. El dispositivo ha sido diseñado para aplicaciones de distribución de multi-zonas residenciales o distribución comercial.

Ambas matrices para switch de vídeo UHD con elevadas resoluciones van montadas en una caja de amplitud 2U (dos unidades de rack), con una fuente de alimentación internacional en su interior.

Tanto uno como otro dispositivos ofrecen PoE, Power over Ethernet, de forma que pueden alimentar los dispositivos conectados al otro lado del cable.

Características técnicas de las matrices para switch de vídeo UHD

Matrices para switch de vídeo UHD Las resoluciones que son capaces de ofrecer van desde los 480p, hasta resoluciones máximas de 4096×20160 a 24, 25, 30, 50 o 60 Hz, con toda la gama imaginable de resoluciones intermedias. En modo VESA, la resolución máxima que pueden ofrecer es de 2560×2048.

El espacio de color (colorspace) en las matrices para switch de vídeo UHD es YUV y RGB, con una profundidad de 8, 10 y 12 bits y un subsampleo de croma (chroma subsampling) de 4:4:4, 4:2:2 y 4:2:0. El ancho de banda que ofrece el dispositivo es de 10,2 Gbps.

En cuanto a las condiciones físicas que aguanta, tenemos una temperatura operativa de entre 0 y 40 grados centígrados, mientras que para almacenarlo podemos llegar desde los -40 a los +70, con una humedad no condensada de entre el 20 y el 90%.