Inicio A Portada Termostatos para envolventes y armarios de control

Termostatos para envolventes y armarios de control

4090
0

Los termostatos compactos KTO 111 y KTS 111 de STEGO presentan con terminales Push-In que garantizan una conexión más rápida y sin herramientas mediante clip para carril DIN.

Los pequeños reguladores pueden conectarse rápidamente dentro de una envolvente o armario de control para conmutar los sistemas de calefacción y refrigeración, proporcionando un clima constante, evitando la formación de condensación y permitiendo un correcto funcionamiento sin problemas de los componentes electrónicos sensibles.

Así, estos nuevos termostatos de las series KTO / KTS se diseñaron como reguladores de dos posiciones con un elemento sensor bimetal termostático. El bimetal flexible se curva bajo la influencia de la temperatura y conmuta un contacto de acción rápida.

  • El KTO 111 es un interruptor de contacto (NC – normalmente cerrado – el contacto se abre cuando la temperatura aumenta) para regular las resistencias calefactoras.
  • El KTS 111 es un contacto cerrador (NO – normalmente abierto – el contacto se cierra cuando la temperatura aumenta) para regular ventiladores de filtro, intercambiadores de calor, refrigeradores o dispositivos de señal de conmutación.

Terminales Push-In para una conexión más rápida

Con los nuevos termostatos KTO / KTS, STEGO ha aprovechado la oportunidad de adaptar sus reguladores para cumplir con los requisitos de la industria de fabricación de envolventes.

Termostatos para envolventes y armarios de control

Ambos modelos se conectan a la fuente de alimentación sin herramientas mediante los terminales Push-In en la parte frontal de la carcasa. Los terminales ejercen una presión constante sobre los cables de conexión, lo que garantiza la seguridad incluso durante el transporte de envolventes preinstaladas, evitando que los cables se aflojen. Otra ventaja de los terminales Push-In es una reducción de 2/3 del tiempo de instalación gracias al cableado sin herramientas.

Probados en ambientes extremos

La temperatura de funcionamiento de los termostatos varía de -45 a +80 °C en un ambiente con humedad relativa máxima del 90% (sin condensación).

Además, son ideales para el tipo de protección IP20 y clase de protección 2, alcanzando una vida útil verificada de 100.000 ciclos.

Una característica especial de los nuevos termostatos es su idoneidad para trabajar en altitudes elevadas de hasta 5000 metros (en la categoría de sobretensión II) y hasta 2000 metros (en la categoría de sobretensión III), gracias al espacio de aire optimizado y a una mayor distancia de fuga.

Los termostatos tienen aprobaciones estándar de organismos, tales como certificaciones de seguridad UL y VDE.


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.