Inicio Artículos de fondo Cinco principios para una planificación eficaz de la capacidad

Cinco principios para una planificación eficaz de la capacidad

786
0

Viene de Optimización del ancho de banda: el tamaño no es siempre importante

Cinco principios para una planificación eficaz de la capacidadLa planificación de la capacidad es más compleja que la simple identificación de los enlaces congestionados. Los administradores de red deben comprender los flujos de tráfico de la red y optimizar el uso de cada enlace para brindar el mejor rendimiento posible con los recursos disponibles. Necesitan información detallada para saber cuál es el momento más apropiado para aumentar la capacidad de transmisión y elaborar una propuesta comercial para que se produzca el cambio. En algunos casos, no será necesario aumentar la capacidad, sino que bastará con usar el ancho de banda existente de forma más eficaz para mejorar la experiencia del usuario final y reducir los costes operativos. A fin de optimizar el uso de la capacidad existente y elaborar una propuesta comercial para el aumento del ancho de banda, los administradores de redes deben responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los enlaces de red que sufren congestión durante un periodo de tiempo significativo?
  • ¿Qué enlaces son los más críticos?
  • ¿Es el uso corporativo legítimo la causa de la congestión, y no el tráfico recreativo o no autorizado?
  • ¿Es posible reducir la capacidad de un enlace sin que se vea afectada la calidad del servicio empresarial?
  • ¿Puedo demostrar que está justificado el aumento de la capacidad en un enlace específico?

Cinco principios para una planificación eficaz de la capacidad

Antes de analizar detenidamente el método de medición de la congestión, examinaremos cinco principios clave que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la planificación de la capacidad.

  1. Comprensión de las contraprestaciones del rendimiento y los recursos del ancho de banda

Un rendimiento bajo no significa necesariamente que el ancho de banda no sea suficiente. Para calcular la correlación entre ancho de banda y rendimiento es esencial comprender hasta qué punto están ocupados los enlaces y durante cuánto tiempo. El rendimiento de las aplicaciones corporativas críticas puede encontrarse dentro de los parámetros esperados el 90% del tiempo, pero ninguna empresa quiere experimentar un rendimiento degradado durante el 10% restante. Recuerde que los picos de red son normales, siempre que estén dentro de los umbrales adecuados. Los enlaces infrautilizados también pueden agotar los recursos de ancho de banda al utilizar un presupuesto útil que podría asignarse a otros enlaces más utilizados. La identificación de estos enlaces es, por lo tanto, importante en la planificación de la capacidad.

  1. Uso de las herramientas y técnicas adecuadas para medir la utilización

La identificación del uso excesivo del ancho de banda puede ser difícil cuando se utilizan herramientas poco adecuadas. En función de las herramientas empleadas, la representación de la congestión puede resultar costosa, consumir mucho tiempo y, en ocasiones, resultar casi imposible en periodos de tiempo largos. El análisis del uso a largo plazo iguala los picos de gran utilización, lo que no permite ver los problemas reales. La vista de picos de utilización muestra los enlaces más ocupados, pero no indica la duración. El tráfico total por día, mes, etc. puede mostrar el incremento general del uso, pero ignorar la diferencia entre las distintas horas de día. Las cuestiones principales son las siguientes: ¿Se ha utilizado en exceso el enlace? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Qué aplicación y usuario final lo han usado?

  1. Consideración de las horas laborales

Un enlace puede estar ocupado durante la noche o el fin de semana mientras realiza copias de seguridad u otras actualizaciones, y su rendimiento debe ser aceptable durante las horas laborales. Por supuesto, esto dependerá del tipo de empresa: trabajamos en un mundo cada vez más globalizado y las organizaciones también deben considerar procesos como la carga de información comercial de los establecimientos a un hub central al final de la jornada laboral; procesos que, aunque no sean críticos para la empresa, pueden tener un impacto sobre el servicio de atención al cliente si no se completan a tiempo (por ejemplo si se actualizan los niveles de stock).

No obstante, es importante evitar que los datos de la tarde y la noche no le dejen ver con claridad su nivel de utilización. Al combinar vistas de datos antiguos y en tiempo real, el equipo de TI puede ver lo que sucede en la red en distintos momentos del día, resolver rápidamente los problemas y pasar a iniciativas más estratégicas.

  1. Distinción y elusión del uso social del ancho de banda

Existen dos tipos de tráfico: el empresarial y el recreativo. Por supuesto, el tráfico empresarial siempre es prioritario, por lo que es importante saber por qué un enlace está ocupado. ¿Se está utilizando una aplicación corporativa o se están reproduciendo las noticias más recientes en todos los ordenadores? Es necesario identificar y evitar el uso social para garantizar que la capacidad está disponible para su uso empresarial, lo que significa que necesita las herramientas adecuadas para identificar las aplicaciones y los usuarios que causan la congestión.

Incluso si la congestión se debe al uso de una aplicación corporativa, es importante contar con una vista detallada de cómo, cuándo y por qué se consume el ancho de banda. ¿O quizá el ancho de banda está siendo utilizado por aplicaciones recreativas o no autorizadas que TI necesita eliminar de la red? El diseño de aplicaciones eficaz y la optimización WAN son ejemplos de decisiones estratégicas que deberían tenerse en cuenta, junto al enfoque táctico de las necesidades del ancho de banda.

  1. Optimización del análisis para mejorar el uso del ancho de banda y fomentar la planificación futura

Puesto que las redes crecen rápidamente, la tarea de identificar qué enlaces están ocupados, cuándo y por qué es cada vez más compleja y requiere más tiempo. La principal razón por lo que no se lleva a cabo una planificación de la capacidad proactiva es la cantidad de tiempo que requiere. El equipo de red no debería perder el tiempo examinando enlaces que no requieren atención, sino centrarse en los pocos enlaces críticos que están ocupados durante la mayor parte del tiempo. La implementación de avisos personalizados capaces de mostrar el momento en el que el ancho de banda llega a un valor de referencia predeterminado facilita y agiliza el proceso de planificación.

Siga leyendo en Las limitaciones de los enfoques tradicionales