Inicio Extensores Extensores HDMI inalámbricos

Extensores HDMI inalámbricos

396
0

Extensores HDMI inalámbricos

Extron Electronics ha presentado nueva línea de extensores HDMI inalámbricos eLink 100, un extender wireless que permite enviar señal de vídeo HDMI con audio multicanal hasta 30 metros (100 pasos).

Cumple con la especificación HDCP y soporta resoluciones de vídeo de hasta 1920×1080, incluyendo HDTV 1080p/60. Una latencia de menos de un milisegundo asegura una alta calidad en la transmisión trabajando en tiempo real. El uso de la banda de los 5 GHz facilita que la señal pase fácilmente a través de muros y otros obstáculos.

Para asegurar la estabilidad de la conexión en entornos con señales multipath, el extensores HDMI inalámbricos utiliza un robusto multi input y multi output, tecnología de comunicación MIMO con encriptación AES-128 y monitoriza activamente el espectro RF para la selección de los canales de transmisión ideales.

Ya que estas tecnologías no requieren disponer de una línea de visión, los extensores HDMI inalámbricos eLink 100 T y el receptor eLink 100 R pueden ser ocultados o montados en espacios separados para mantener la estética del lugar.

El eLink100 de Extron Electronics incluye tecnología MIMO, que proporciona el máximo rendimiento para permitir la trasmisión píxel a píxel en vídeo de alta resolución con frecuencia ultra baja.

Las características Automatic Frecuency Selection (AFS) y Dynamic Frequency Selection (DFS) monitorizan activamente el espectro RF para identificar y seleccionar el mejor canal disponible, sorteando así las interferencias de otros dispositivos.

Para su instalación con múltiples monitores, un sólo transmisor puede soportar múltiples receptores, permitiendo que una señal AV pueda ser distribuida hasta un máximo de cuatro pantallas.

Usos de los extensores HDMI inalámbricos

Estas tecnologías junto al tamaño compacto del eLink 100 hacen de él un método efectivo para distribuir vídeo HDMI con su correspondiente audio en una amplia variedad de entornos como, por ejemplo, edificios históricos, lugares de culto y otros espacios en los que esconder o disimular cables constituya un problema difícil de resolver.